Desde su inicio durante los juicios de Nuremberg se ha considerado que la interpretación simultánea debe realizarse dentro de una cabina, sin embargo a lo largo de mi carrera me he encontrado con situaciones y escenarios donde la cabina a veces estorba e inhibe la interacción entre el ponente y los participantes del evento. La experiencia es  prácticamente la misma, cada participante recibe un receptor inalámbrico con audífonos para escuchar al intérprete.

8A2D8506-0B98-4822-9283-F443A52318BA

En situaciones específicas como cursos de capacitación, seminarios y reuniones de negocios, donde los participantes son pocos y la interacción entre ellos mucha, el no utilizar cabina proporciona una alternativa muy viable por la siguientes razones:

  • No requiere el uso de micrófonos ni audio adicional.
  • Permite que el intérprete se mueva en el espacio, ayudando a una mejor interacción tanto entre participantes como entre intérprete y ponente.
  • Es fácil movilizarse entre recintos en eventos donde hay múltiples salones como por ejemplo un curso de capacitación con un componente en salón de clases y otro en laboratorio.
  • También es práctico en convenciones donde los participantes se dividen en grupos pequeños de discusión  compuestos de personas que hablan distintos idiomas.
  • Situaciones industriales, prácticas, de campo se adaptan perfectamente a este tipo de interpretación simultánea.

96F3D39A-F7D4-4B16-90FB-393157520C64

43C2CEA0-902D-4406-8A10-9D3AC5C7F1B9