La primera vez que se hizo interpretación simultánea, mejor conocida a nivel comercial como traducción simultánea fue durante los juicios de Nuremberg, después de la Segunda Guerra Mundial. Hasta ese momento los intérpretes trabajaban de manera consecutiva, y en general eran personas sin un entrenamiento formal, sin embargo altamente profesionales después de años de experiencia.

Era común en esta época que los intérpretes más tradicionalistas percibieran a los intérpretes simultáneos como “telefonistas“, y de hecho, consideraban que el método de hacer interpretación simultánea a través de una señal de radio y usando una cabina era una moda pasajera.

Actualmente, seguimos haciendo traducción simultánea prácticamente de la misma manera que lo hicieron nuestros colegas durante los juicios de Nuremberg. Nuestra voz es transmitida a través de una señal de radio a algún tipo de receptores con audífonos.

Como ya se mencionó, la   es mejor conocida como traducción simultánea. Esta confusión entre los términos “interpretación” y “traducción” es común, sin embargo es importante conocer la diferencia:

El término “interpretación“ se refiere a cualquier servicio de idiomas prestado de manera oral. El término “traducción“ se refiere a cualquier servicio de idiomas prestado de manera escrita. Sin embargo, reconociendo la proliferación a nivel comercial del término “traducción simultánea“, continuaremos en este artículo refiriéndonos como tal a la interpretación simultánea.

El servicio conocido como traducción simultánea es una manera de hacer interpretación, firmemente establecido en el mercado de conferencias y turismo de convenciones, el cual se presta de una manera estandarizada donde el intérprete se encuentra en una cabina que puede ser abierta o cerrada y la voz del intérprete es transmitida a la audiencia a través de una señal de radio, captada por receptores portátiles con audífonos.

Es común que no se perciba valor en contar con una cabina cerrada, ya que se piensa que el objetivo de ese tipo de cabina es aislar el ruido exterior para el intérprete, lo cual realmente no tendrá efecto alguno sobre la experiencia para la audiencia, sin embargo, esta percepción no puede estar más lejos de la realidad, ya que el objetivo de una cabina cerrada es realmente aislar la voz del intérprete de la audiencia del evento, evitando así ese ligero murmullo que se escucha en eventos con traducción simultánea causado por la voz del intérprete.

Es común que los compradores de servicios de idiomas caigan en la trampa de percibir los servicios de idiomas, y en específico el servicio de traducción simultánea como un bien de consumo, es decir, no importa quién sea el proveedor, el servicio será el mismo, por lo tanto el único criterio de selección es el precio. Esto, en el idioma inglés, es conocido como “commoditization” y es un factor que influye fuertemente cuando un comprador está decidiendo qué servicio contratar.

¿Cómo decidir entonces qué proveedor de traducción simultánea es el más conveniente para su evento?

Hay varios factores a considerar y definitivamente el precio es un factor importante, sin embargo no es el principal.

Lo que la compañía realmente está ofreciendo es un servicio integral, que incluye servicios profesionales, servicios técnicos y logística para su evento.

  • Servicios profesionales: El servicio personal de los intérpretes, el cual varía dependiendo de las capacidades y experiencia de cada intérprete. En este caso, el factor más importante a considerar es la experiencia comprobable de los intérpretes que participarán en el servicio de traducción simultánea.
  • Servicios técnicos: La ingeniería de audio es un factor esencial cuya importancia frecuentemente se minimiza. Sin embargo, se hace evidente la experiencia y capacidad del ingeniero de audio a cargo del servicio no sólo cuando suceden interrupciones, sino durante el proceso de instalación durante el cual se deben tomar decisiones que repercuten de manera importante en el buen desempeño del servicio. La calidad del audio y la voz del intérprete son también esenciales para la experiencia que la audiencia tendrá durante el servicio. No es solo importante que el intérprete emita una interpretación correcta y precisa, sino que también son importantes la modulación y volumen de la voz para asegurar una experiencia agradable para la audiencia especialmente en sesiones de larga duración.
  • Logística: Un componente importante de cualquier servicio es la logística de entrega y retorno de radio receptores, la cual requiere planeación cuidadosa para evitar cuellos de botella o aglomeraciones cuando los asistentes desean recibir o entregar su radio receptor. Deben considerarse estaciones de entrega/recepción suficientes para atender la demanda del evento.

Todos estos factores deben ser considerados por cualquier persona que se encuentre en el proceso de elegir un proveedor de traducción simultánea.

Tal vez en este momento aún quede una pregunta en su mente: ¿El usar tecnología de punta añade valor al servicio de traducción? Sí, siempre y cuando consideremos que la tecnología más confiable actualmente en cuanto a estabilidad, calidad de audio, versatilidad y efectividad en lo que respecta a costos, continúa siendo la señal de radio.

Existen proyectos con diversas aplicaciones,  que en vez de señal de radio utilizan señal de WiFi para transmisión de voz hacia dispositivos móviles a través de aplicaciones. Sin embargo, actualmente estos sistemas están limitados en su propia capacidad, ya que tienen un cupo máximo de conexiones. También los limita la capacidad, tanto de batería como de sistema operativo y hardware de los dispositivos móviles de la audiencia.

Sin embargo, el futuro de la traducción simultánea está en la transmisión de voz por WiFi con intérpretes remotos.

CABI Intérpretes y Traductores le ofrece un servicio integral para su evento y a la medida de sus necesidades. Estamos a sus órdenes.